Historia del Servidor


ienvenido, jugador, al Reino de WoWTales.

WoWTales es un servidor privado de World of Warcraft ubicado en España que sustenta a una comunidad creciente de jugadores hispanoparlantes, tanto españoles como latinoamericanos.

El Servidor de WoWTales corre bajo un sistema operativo Linux y está basado en el emulador denominado ArcEMU con revisiones oficiales y scripts tanto oficiales como propios, para tratar de obtener una experiencia lo más Blizzlike posible.

Tras varios saltos entre tipos de servidor, finalmente WoWTales se ha asentado como servidor FullPvP. estos implica que las acciones normalmente reservadas a éste tipo de servidores y que en otros son consideradas como poco honorables aquí están permitidas.

Azeroth es un lugar peligroso, jugador. Si te ves enfrentado a un jugador muy superior a tí, huye sin temor a ser tachado de cobarde o trata de morir honorablemente... apunta su nombre y véngate después

Desde sus comienzos, hace ya muchos años cuando apenas contábamos con apenas 100 jugadores conectados (principalmente porque con más de 100 el servidor no aguantaba y se caía); WoWTales ha ido creciendo de forma progresiva y exponencial.

Actualmente, mantenemos una media de unos 1.500-1.700 jugadores conectados, con picos superiores a los 2.000 en las horas de máxima afluencia. No somos un servidor oficial, pero la cantidad de jugadores que se incorporan a WoWTales demuestra claramente el crecimiento que ha sido objeto desde sus inicios hace unos años.

Breve historia de WoWTales

Todo Comenzó con WoWEmu...

Probablemente el primer MMORPG (Juego de Rol Multijugador Masivo) conocido y que implementaba el actual sistema de PPP (Pay Per Play, o Pagar por Jugar) fue el archiconocido Ultima Online; a pesar de su "juventud", fue capaz de sustentar a una importante comunidad de jugadores, fomentando las bases para el nacimiento de nuevos juegos exclusivamente Online.

Everquest, Final Fantasy XI, Phantasy Star Online fueron otras apuestas online de la época... hasta el anuncio de World of Warcraft

La expectación generada por Blizzard cuando World of Warcraft vió la luz fue muy grande para una época en la cual la banda ancha estaba comenzando a florecer y gran parte de la gente aún conectábamos a Battle.Net para jugar a Diablo II a través de módems de 56kb. Antiguamente muchos de los actuales jugadores de WoW jugábamos a MUDs desde la universidad o montábamos redes caseras para jugar a Starcraft o Quake II.

Por aquella época ya existían servidores privados de Ultima Online, en estados mas o menos avanzados de funcionalidad. A pesar de que era un juego relativamente complejo (comparativamente hablando con juegos como Lineage II, por ejemplo), su sencillez de programación permitió la aparición de emuladores (programas capaces de interpretar - o emular - el funcionamiento de un juego o sistema particular) que interpretaran  el funcionamiento de un servidor de Ultima Online... y si ese podía emular un juego como Ultima Online... ¿por qué no World of Warcraft?

Ya desde la versión Alpha (ni siquiera la Beta, sino la versión Alpha) grupos de hackers trataron de hacerse con el código del cliente de World of Warcraft.

Obviamente, WoW era bastante más avanzado que Ultima Online y costaría bastante obtener una versión medianamente jugable... pero pronto comenzaron a salir varios emuladores que permitían una funcionalidad extremadamente limitada de WoW, pero que comenzaban a emular el juego.

Lo más difícil estaba hecho.

En los primeros pasos de WoWTales, WoWEmu fue el emulador empleado; era probablemente el emulador más avanzado de la época, y funcionaba bien... pero una nueva bestia se estaba gestando

[Volver arriba]

De WowEmu a MaNGOS


MaNGOS fue un emulador que nació meses antes de la aparición de Burning Crusade. Era mucho más avanzado que WoWEmu y apuntaba bastante alto. Su estabilidad era probablemente la más alta de todos los emuladores disponibles para la época y disponía de múltiples características implementadas.

Era un emulador que se desarrollaba con lentitud, ya que las revisiones eran probadas por el mismo equipo encargado del desarrollo del emulador antes de ponerse a disposición de la comunidad. Paso lento, pero firme y seguro. Era una opción lógica dar el salto a MaNGOS.

sin embargo, tenía un serio problema, que, aunque para la época no afectaba demasiado a WoWTales, poco tiempo después se convertiría en una lacra... su pobre gestión de los recursos de red, lacra que continúa hasta nuestros días. En el momento en que WoWTales pasaba de unos 100 usuarios conectados, se generaba una latencia que hacía injugable el servidor.

Con Burning Crusade a la vuelta de la esquina y con los problemas de latencia que generaba MaNGOS, había que buscar una solución...

[Volver arriba]

De MaNGOS a ANTRIX

... Y la solución se llamó ANTRIX. Un joven y prometedor emulador que crecía en funcionalidad a pasos agigantados y que prometía lo que MaNGOS no había logrado... un bajo consumo de recursos de red sin importar la cantidad de jugadores conectados.

Con Burning Crusade a punto de caramelo y cada vez más jugadores conectándose a WoWTales, la pérdida de funcionalidad era un precio menos a pagar a cambio de albergar a mucha más cantidad de usuarios.
Además, el que ANTRIX fuera de código abierto ofrecía una velocidad de reparación de errores y adición de funcionalidades mucho más alta...

... con un coste asociado.

La ventaja de un emulador de código abierto sobre un emulador cerrado está clara: cualquier persona con conocimientos de programación sobre dicho lenguaje puede participar en el proyecto e implementar funcionalidades. Eso permite que el emulador avance mucho más rápido.

La desventaja también es clara: cualquier persona con conocimientos de programación puede implementar una funcionalidad que no sea enteramente compatible con otras funcionalidades programadas por otras personas. Eso provoca inestabilidad y caídas.

[Volver arriba]

De ANTRIX a ASCENT

A pesar de las caídas, ANTRIX "se ha mantenido" como emulador de WoWTales hasta nuestros días. durante las primeras fases de la Burning Crusade, ANTRIX fue el primer emulador en involucrarse de forma seria con la interpretación de la nueva expansión, y el que probablemente más haya avanzado en su desarrollo. Por aquella época WoWTales llegaba a tener picos de 500 jugadores, por lo que el regreso a la estabilidad de MaNGOS sería un paso atrás.

ANTRIX continuaba con sus actualizaciones y parches varias veces al día y sufrió un cambio de nombre, a ASCENT. Distinto nombre, mismos problemas. Pero WoWTales seguía creciendo. 600, 700, 800... hasta que llegó la tarde/noche en que WoWTales atravesó la barrera de los 1000 jugadores conectados.

[Volver arriba]

LA "MUERTE" DE ASCENT Y EL "MaNGOS DAY"

ASCENT tenía problemas internos, comenzaba a haber tensiones entre los principales grupos de programadores y ello incluía a la mente maestra que manejaba los hilos del emulador... Burlex. Era él quien ponía más tiempo y esfuerzo en sacar adelante el emulador hasta que finalmente se cansó y dijo que abandonaba para montar un nuevo emulador de código cerrado desde cero, SUMMIT (de que todavía no hay mucha información). ASCENT se desintegraba y WoWTales buscaba una salida que le permitiera continuar dando servicio para lo que parecía ser un emulador muerto.

La solución pareció ser un regreso a MaNGOS. MaNGOS Había continuado avanzando a su paso lento pero seguro y había que intentarlo; finalmente, mediante scripts caseros, se portaron los jugadores al nuevo emulador y se dio salida al "MaNGOS Day".

El resultado fue que, aunque había mejorado en cuanto a su capacidad de albergar jugadores ésta no era ni mucho menos suficiente para albergar a los más de 1000 jugadores que WoWTales llegaba a tener en las horas de máxima afluencia. Hubo que volver a MaNGOS y rezar para no morir lentamente junto a un emulador que parecía estar dando sus últimos coletazos.


* OPENASCENT y ARCEMU

Pero ASCENT resucitó. El grupo más grande de desarrolladores de ASCENT recogió los restos y trató de volverlos a poner en funcionamiento. De ahí surgió OPENASCENT; una versión que se convirtió en el "ASCENT oficial" hasta la fecha. Pocos meses después Volvió a sufrir un cambio de nombre, y pasó a llamarse ARCEMU.

Desde entonces, WoWTales ha seguido creciendo y trabajando con ARCEMU. 1000 jugadores conectados es ya un número habitual en las estadísticas del servidor, y la semana pasada se traspasó la barrera de los 1500 jugadores. El nuevo host se está quedando pequeño pero ya hay una migración en marcha...

CITIUS, ALTIUS, FORTIUS (Más rápido, más grande, más fuerte)

[Volver arriba]

All right reserved ® WoWTales 2006-2016
Todas las imagenes y logotipos son de sus respectivos dueños.
Términos de Condición de uso | Política de privacidad | Política de reembolso | Sobre nosotros | Contáctenos